Moldeando Vidas


Algunas Fotos

Mira Un Poco

Testimonios

Lo Que La Gente Dice De Nuestro Trabajo

12109317_10207137312048746_7406260825298796010_n

Raquel es española y está en Santa Cruz desde enero del 2014 sirviendo con infancia en riesgo, ella escribe:

Al principio fue difícil para mí, el estar lejos de mi familia y amigos generó en mí un profundo sentimiento de soledad, pero conocí “El Alfarero” y poco a poco ellos se han convertido en mis amigos, en mi familia boliviana.

El Alfarero es un espacio donde puedo pasar mi tiempo, un espacio donde puedo reír a carcajadas y encontrar consuelo en un mal día, un espacio donde puedo complementar mi formación de una forma práctica y dinámica; sobretodo, un lugar donde puedo amar y ser amada.

causaYo llegue al alfarero un lunes por la tarde, pregunte si tenían cuartos en alquiler disponibles, me comentaron que tenían servicios para universitarios en crisis y la verdad es que no le tome mucho interés. Unas semanas más tarde llego la crisis: me sentía mal; la soledad, las interrogantes sin respuesta, la depresión llegaron a mí.

Me aferre al alfarero por completo, el director es un compatriota mío, que llego a Santa Cruz con el mismo objetivo que yo, me apoya en todo, se volvió como un padre, el cariño que tiene para sus hijos es sorprendente y eso en lo personal es algo fantástico. Me hice amigo de todos, absolutamente de todos: recepción, oficinas, cajero, limpieza, staff, cocina, directores, ósea de todos.

Soy voluntario y he sido: mozo, ayudante de cocina, pero lo más relajante es estar en la bacha y mejor si era arriba (cocina principal).

El alfarero aparte de ayudarme en lo laboral, también me ayudo en lo espiritual. Se hizo más cercana mi relación con DIOS, me hizo comprender que el estar en Santa Cruz  tenía un motivo. Que las cosas no siempre salen como tú quieres, sino conforme al plan de DIOS. El Señor ha bendecido mi vida  de muchas maneras, esta es una de ellas. El preguntar si tenían cuartos en alquiler y resultar después siendo mi casa de gran confort y a mi disposición.

El alfarero es una familia que moldea vidas y yo soy una de ellas.

Ella es Brenda. Brenda vino a nosotros hace varios meses por una practica de la  universidad. Después de varias semanas de trabajo como voluntaria en el café, y haciendo diferentes encuestas e investigaciones, se acercó a Pavel, nuestro director, y le dijo que ella nunca había estado en un lugar como el nuestro, y ella se vio afectada con la forma en que trabajamos y el cuidado de la gente. Ella dijo que sentía una paz con nosotros que nunca sintió en otros lugares. Varios días más tarde, mientras lavaban los platos juntos, Graham preguntó a Brenda si estaría interesada en saber cómo podía experimentar esta paz dondequiera que fuese, y no sólo en nuestro edificio. Brenda dijo que le gustaría, por lo que, junto con Beto, nuestro coordinador de cocina, Graham explicó acerca de conocer a Jesús y oró con ella. Su reacción fue simplemente genial, hablando de sentir una paz y sensación de calor y hormigueo. El Espíritu Santo vino a ella visiblemente ese día. Hace un par de días, con una gran sonrisa, le dijo a Graham que “eso” era realmente funcional, y que estaba experimentando una paz real, como nunca había antes sentido.

Por favor oren por Brenda y su nueva fe.

Alejandra ha sido uno de los voluntarios más fieles durante las últimas 2 semanas, viniendo todos los días. Ella está estudiando veterinaria en la universidad estatal que está a 10 minutos a pie. Va a una iglesia nueva que en realidad no tiene ningún grupo de jóvenes de su edad y ella estaba buscando amistad y una comunidad. Cuando se le preguntó por qué venía todos los días, dijo que El Alfarero se sentía como “casa” y que fue aceptada como parte de la comunidad y le encantaba estar con los otros voluntarios. Tiene grandes “puentes” entre sus clases y en vez de estar sin nada que hacer, está empleando la mayor parte de su tiempo tanto dando como recibiendo. Ella está tratando de animar a sus compañeros a venir y visitar la cafetería.

Alabado sea Dios porque cada día nuevos voluntarios se están uniendo al equipo. La mayoría, como Alejandra, tienen un trasfondo de iglesia, pero otros no.

Ora porque no sólo sea una comunidad de aceptación sino más bien una comunidad transformadora para las personas que conocen a Dios por primera vez, o aprenden a profundizar en su relación con Él.

La foto de arriba muestra los 4 estudiantes que están tomando el curso de maestría con nosotros (de izquierda a derecha: Gary, Yngry, Fernanda y Lauren). Hemos tenido un buen comienzo de la Maestría con 4 cursos dictándose en este momento: Consejería Bíblica los lunes, discipulado transformacional los martes, Biblia cronológica los miércoles y santidad de la vida humana los jueves.

Alabado sea Dios por los 4 estudiantes, ora para que ellos no sólo obtengan información, sino que permitan que Dios transforme sus vidas.

Como mencionamos anteriormente, Melvin Cuellar trabaja como miembro de nuestra junta. Tiene mucha de experiencia en la gestión de cadenas de comida lo cual es una bendición para nosotros. Comenzó a trabajar en febrero y a pesar de ser bombardeado con información e ideas, así como con un fin de semana de entrenamiento intensivo (todos recibimos entrenamiento durante un viernes, sábado y domingo en la planificación y evaluación), está captando rápidamente la visión y dirección. Ha comenzado reuniones diarias con Yeyo, Lauren, Pavel y Graham para ultimar todos los detalles que todavía hay que hacer con el fin de abrir la cafetería en marzo. Él es organizado y eficiente, y ya estamos viendo algunos resultados.

Ora por Melvin y su equipo mientras se preparan para llevar adelante la cafetería, que tengan energía, creatividad, eficiencia y sabiduría en cada decisión que tomen.

Jhonny y Luana están casados y Luana trabajaba como contadora en el Alfarero, Santa Cruz. Recientemente ambos tomaron el curso de discipulado. Jhonny comentó: “El Señor me ha desafiado en cuanto a la cantidad de tiempo de calidad que paso con Él en mis devocionales, para mantener un registro de lo que está haciendo en mi vida, de lo que está diciéndome y de lo que Él quiere hacer en mi vida. También Dios me ha desafiado referente a un compromiso más profundo con Él, y mi llamado a ser un modelo que refleja a Cristo a través de mi vida”. Luana añade: “Al principio tomé el curso debido a mi trabajo, pero tocó mi vida y desafió mi relación personal con Dios. Me di cuenta de que a menos que tuviera una relación íntima con Dios no tendría nada que dar a la gente que estoy tratando de discipular”.

Ora para que Jhonny y Luana sean padres sabios con sus dos hijas, y por cómo ministran y discipulan en su iglesia local.

Ariana está estudiando dos carreras diferentes, una en la universidad privada y otra en la universidad estatal. Ella comenta sobre el curso de discipulado: “Este curso ha sido muy revelador para mí, acerca de lo que el discipulado es en realidad, así como la confirmación de muchas cosas que Dios ha estado hablándome en lo personal. Los buenos hábitos que estaba empezando a desarrollar en mi relación personal con Dios se han fortalecido. Me ha ayudado a entender más acerca de mí misma y de cómo estas cosas afectan mi relación con Dios. Finalmente, durante el curso reconocí áreas en mi vida que aún necesitan ser sanadas por Dios”.

Enrique es un estudiante universitario y uno de nuestros voluntarios que acaba de graduarse del curso de discipulado. Él dice: “En realidad este curso fue la apertura que me mostró el tipo de relación que Dios realmente quiere tener conmigo. Pensé que vine al curso para sentirme mejor conmigo mismo y para aumentar mi conocimiento, pero fui confrontado por el llamado de Dios hacia mí como Su hijo y el permitirle que Él realmente sea mi Abba padre”.

Ora por Enrique para que continúe entendiendo más acerca de lo que significa tener una relación de intimidad con Abba padre.

“El Alfarero me ayudó mucho cuando estaba pensando en rendirme por completo al servicio de Dios.

Creo firmemente que el trabajo hecho aquí es de gran valor para la sociedad”.

Juan Carlos Villarroel

Miembro de Cruzada Estudiantil y Profesional para Cristo, Bolivia

Gary es uno de nuestros aprendices, y mientras caminamos con él y lo entrenamos, vemos un gran potencial. En esta imagen, está enseñando en el curso de discipulado transformacional: moldeando vidas. Es un buen profesor, y nos anima bastante verlo junto a otros involucrándose, no sólo aprendiendo sino también enseñando. Esto es parte de la experiencia transformacional que provee el programa “El Aprendiz” del Alfarero.

Usted puede reconocer la imagen de Samantha y Andrea, las hermanas que vinieron al Alfarero de vez en cuando y terminaron siendo voluntarios fieles. Desde entonces, Samantha ha iniciado una nueva relación con Cristo y está involucrada en una iglesia local. Ella está creciendo rápidamente y está mostrando el potencial de liderazgo. Andrea no ha tomado una decisión todavía, pero sigue invirtiendo una gran cantidad de tiempo en el Alfarero. Su hermano, Emmanuel, murió tras una larga batalla contra el cáncer. Más de 15 miembros del Alfarero fueron a raíz de apoyar a las niñas y sus familias, y Pavel, el director local del Alfarero, se le preguntó por la familia, que no son creyentes, para compartir algunas palabras y orar por la familia.
Por favor, estén en oración por las niñas y su familia, ya que falta su restauración por la pérdida de Emmanuel y están pasando por el proceso de duelo. Oren para que Samantha pueda ser una luz para su familia en este momento difícil y que nosotros, como una comunidad seamos capaces de ser respaldo para la familia.

Ha sido alentador ver un número de nuevos voluntarios que están formando parte del equipo. Ha sido bueno para comenzar a conocer a algunos de ellos en un nivel más profundo, ya que hemos podido charlar. En esta foto loca del personal de cocina y voluntarios tomada la semana pasada, hay un hombre joven en una camiseta naranja. Su nombre es Misael, y él ha estado viniendo a la Alfarero como voluntario durante unas semanas. La semana pasada, él pidió hablar con Graham, y en una larga charla sobre su vida, y los problemas que ha tenido que hacer frente en términos de relaciones, reconoció que necesitaba a Dios y que sea el Señor de su vida, tomando la decisión de comprometer su vida a Dios.
Por favor, oren por Misael, ya que sigue creciendo en Cristo.

  • Raquel
  • Jorge Luis “Causa”
  • Brenda
  • Alejandra
  • El Aprendiz
  • Melvin
  • Jhonny y Luana
  • Ariana
  • Enrique
  • Juan Carlos Villarroel
  • Gary
  • Samantha & Andrea
  • Misael

Equipo

Nuestros productos se construyen con el duro trabajo de nuestro increíble equipo.

Joanne Langford

Joanne Langford

Directora Nacional de Consejería

Graham & Debbie Frith

Graham & Debbie Frith

Directores Nacionales

Pavel & Fatima Farfán

Pavel & Fatima Farfán

Directores Ejecutivos